Ajustando las velas

La vida es maravillosa si no se le tiene miedo. Charles Chaplin.

sea_water_waves_ripples_depth_93831_3840x2400

Llevo semanas tratando de evitar sentarme a escribir en este blog. Las razones son muchas, un poco de miedo escénico, porque mi vida se ha vuelto cada vez más monótona y rutinaria y ¿a quién pudiera interesarle lo que pasa por la cabeza de uno de tantos que nos enfrentamos al MIR? y por otra parte el ritmo frenético en el que se concatenan las asignaturas, clases y simulacros en la academia, que cuando te dejan algo de tiempo libre lo que te pide el cuerpo es más aire para coger impulso. Pero de hace unos días a esta parte se ha hecho innegociable el hecho de escribir, me explico.

He leído comentarios, textos y blogs en internet de personas como nosotros que están preparando el MIR y el dato común a todas es la definición de la preparación como un parón en su ritmo de vida. Es muy cierto que cuando decides que tu vida está al servicio de los demás en una profesión como esta tienes que bajarte de tu vida en varias ocasiones y tener la suficiente entereza como para saber posponer la recompensa a largo plazo. Esto me lleva al asunto de la recompensa… La única, genuina y verdadera motivación que todos los que estamos aquí tenemos es ayuda, y ya está. Sinceramente me niego a creer que haya muchas personas dispuestas a sacrificar tanto por un mero puesto de trabajo, hay muchas profesiones a las que dedicarse con mucho menos esfuerzo personal, emocional y económico. Pero si prestamos atención, nos conformamos con tan poco que nuestra mayor ilusión tras pasar más de 7 meses sentados de 8 a 10 horas al día estudiando es poder elegir una plaza de una especialidad que nos gusta para seguir estudiando… Sin duda debe haber mucha vocación, ilusión y ganas de ayudar para todo esto, más aún cuando hay personas que deciden repetir para elegir lo suyo.

En otro orden de cosas estaba pensando también en lo del parón, en el asunto de bajarte de tu vida, de dejar de vivir durante este tiempo, y creo que no me identifico en absoluto con esta definición. Yo no he dejado de vivir por estudiar para el MIR, simplemente he ajustado mi vida a otra actividad. Si vivimos el cambio de situación con resistencia posiblemente estemos siempre pensando en lo que nos estamos perdiendo por estar estudiando, pero raras veces nos paramos a pensar en lo que estamos ganando.

Para mí, empezar este viaje ha supuesto muchos cambios, pero creo que todos ellos han sido positivos. Cada mañana me pregunto a mí mismo si lo que voy a hacer hoy me acerca más a donde quiero estar, y sin duda la respuesta es siempre afirmativa, ergo ¿por qué no he de alegrarme? Me siento una persona tremendamente afortunada por la oportunidad que me da la vida de profundizar en el conocimiento del sufrimiento humano, de la fisiología y la patología del organismo y que, después de un tiempo, deberé y sabré aplicar para tratar a mis futuros pacientes, para ser resolutivo y AYUDAR, que es al cabo mi propósito.

Me siento afortunado porque el MIR no ha hecho que pare mi vida, solo me ha obligado a cambiar la dirección de las velas para dirigirme con el viento. No he dejado de salir, no he dejado de recompensarme por cada trabajo bien hecho, por cada tema terminado, cada respuesta acertada en un simulacro… No he dejado de disfrutar con mi familia y con mis amigos. Claro que ahora tengo menos tiempo para eso, pero ese tiempo es, si cabe, más delicioso.

Me he preguntado muchas veces qué es ser un buen médico en este tiempo, porque hay situaciones en las que, indiscutiblemente te sientes insuficiente. Hay personas que consideran que ser buen médico es tener muchos conocimientos y saber tratar la patología, otras que consideran que ser buen médico es saber acompañar y empalizar con el paciente… Y no cabe duda que todo ello es extremadamente importante, y son características inherentes a la profesión médica… Pero para mí, el buen médico es aquel que es útil, porque esto ya no tiene nada que ver con uno mismo y sus cualidades, esto tiene TODO que ver con esa persona que se sienta delante de ti pidiendo ayuda, y la única forma de dársela es aplicando lo que somos y lo que tenemos de la mejor forma que podemos y con la mejor de las intenciones. Y es eso… Precisamente eso lo que creo que tenemos, todos los que estamos así, en esta situación de parada paradógicamente tan dinámica que hace que la suma de los días en esta travesía, se convierta en nuestro próximo destino.

Excelente semana a todos.

Dr. Neurona.

Portada-brazadas-de-esperando

Anuncios

2 comentarios en “Ajustando las velas

  1. Hola! Soy una estudiante de sexto (bueno, dentro de una semana), jeje. Acabo de describir vuestro blog y me lo he leído entero de una vez, me ha encantado!
    Me gusta como ves la preparación del mir. Yo empiezo la academia ahora y la verdad tengo bastante miedo por cómo habla la gente, pues no paran de decirme que es un sacrificio muy grande, que se pasa muy mal, etc. Por eso me ha sorprendido mucho tu forma de verlo de manera positiva, ojalá yo también consiga plantearlo así.
    Mucha suerte!
    Un saludo

    Me gusta

    1. Muy buenas y bienvenida al blog!! Nos alegra un montón que te esté gustando lo que de momento lees.
      La verdad es que para mí el secreto está en la forma de afrontar esto. Es cierto que hay que dejar de hacer cosas para centrarse en la preparación, pero no me ha supuesto en absoluto un sacrificio. Cuando amas aprender y amas lo que haces descubres que cada día es una oportunidad para crecer un poco más.
      Seguro encontrarás tu camino y sabrás hacerlo de una forma inteligente.
      Mientras tanto, toma aire, disfruta de tu sexto curso y ¡sigamos adelante!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s